“Paco, el de la bomba”

Ir abajo

“Paco, el de la bomba” Empty “Paco, el de la bomba”

Missatge  lejarza el Dg Abr 13, 2008 11:00 am

“Paco, el de la bomba”.-El caso se remonta al 17 de enero de 1966, cuando dos aviones americanos chocaron en vuelo y se estrellaron sobre el pueblo de Palomares, en Almería. Uno de los aviones era un B-52 que llevaba 4 bombas termonucleares. Dos de las bombas explotaron y esparcieron plutonio por la zona. El Ejercito de EEUU desembarcó en Palomares para hacerse cargo del arma caída en tierra, de la limpieza de la zona y… para buscar la que desapareció en el mar. El caso de Palomares se hizo famoso por varios motivos. Fue el accidente nuclear más grave sucedido en zona habitada. Y dió lugar a unas insólitas imágenes de Manuel Fraga, entonces Ministro de Información y Turismo, bañándose en la playa de la localidad para demostrar que no había peligro de contaminación.
Han hecho falta que pasaran 42 años desde el incidente de Palomares, para que investigadores españoles encontraran por fin las zanjas en las que el Ejercito estadounidense enterró residuos y tierra contaminada en 1966. Dijeron que se habían llevado toda la tierra con plutonio, 1,6 toneladas, pero al parecer quedaron algunos restos que fueron escondidos.
Las dos trincheras tienen tres metros de profundida de media, 30 de largo y 10 de ancho. Cada una con 1.000 metros cúbicos de material radiactivo, segun explica en el diario El Pais , la responsable del Departamento de Medio Ambiente del Centro de Investigaciones Energéticas, Medioambientales y Tecnológicas (Ciemat), encargado de estas tareas. En 2004 comenzó el proceso de descontaminación y en 2006, España y EEUU firmaron un acuerdo para limpiar la zona y compartir la responsabilidad.
Tuvieron que pasar 30 años para que las administraciones estudiaran con detenimiento la descontaminación del mayor accidente nuclear en una zona habitada, aunque fuera con muy poca población. Y curiosamente el detonante fue un proyecto urbanístico de 1996 que pretendía construir 10.000 viviendas en la localidad. Hasta entonces, el “control” se había limitado a analisis de salud del millar de habitantes de Palomares… pagados con dinero de EEUU.
En 2004 se empezaron las mediciones y estudios para hallar residuos radiactivos y en 2006 se supo que había más de 200 hectáreas contaminadas en superficie. En febreo de 2008 se procedió a los analisis subterráneos que han desvelado al existencia de las zanjas.
Pero sobre todo hubo otro protagonista cuyo papel fue destacado, pero ha quedado casi olvidado. Un pescador fue quien ayudó de forma decisiva al Ejercito norteamericano para recuperar la bomba perdida en el mar. Presenció el accidente en el mar y vió el lugar donde cayó y guió hasta alli a los marines. Se llamaba Francisco Simó Orts. Y desde entonces fue conocido como “Paco, el de la bomba”.

***

Aquella leche en polvo de los americanos que daban en los colegios nacionales y en las microescuelas trajo estos lodos: las bombas de Palomares. ¿Cuántas fueron las bombas de Palomares? Gracias a los más recientes estudios de la Universidad de Verano del Cine Caleta hechos por el Sistema Carrier podemos establecer la verdad de aquellos hechos, determinantes luego del proceso autonómico de Andalucía. La historiografía clásica admitía hasta ahora que las bombas de Palomares habían sido cuatro. A saber: una, dos, tres y cuatro. Las cuatro bombas que como cuatro banderilleros en el redondel, pum, cayeron sobre la mar almeriense, frente a la costa de Palomares, en la mañana del 17 de enero de 1966, cuando en pleno vuelo chocó un bombardero nuclear americano del tipo B-52 con el avión nodriza que le estaba dando a esa hora el desayuno, a base de café Catunambú y tejeringos de Ecija, que afirman los astigitanos son los mejores del mundo. Como las carga el diablo, las bombas cayeron a la mar, tras el choque de las fortalezas volantes procedentes de las bases de utilización bastante poco conjunta de Rota Dónde Están Tus Huertos (que preguntaba Rafael Alberti entonces) y de Morón de la Frontera (frontera con los americanos y no con Poli Maza ni con el PTE, a la sazón).

Tras las bombas de Palomares empezó a salir en los papeles la duquesa de Medina Sidonia, llamada Duquesa Roja a raíz de las manifestaciones de protesta que encabezó y por las que el franquismo la archivó en los legajos de sus cárceles, tras firmar un convenio con el Tribunal de Orden Público. Las bombas H se fueron al fondo del mar, matarilerileró, como es la obligación de toda bomba. Y los americanos, con todo su poderío y todo su golpe de Sexta Flota, radares, sondas y submarinos de bolsillo, no pudieron encontrarlas. Claro, como eran protestantes, no creían en San Antonio de Padua. Y como no podían rezarle a San Antonio para que aparecieran las bombas, no había forma de hallarlas. El Pentágono intentó entonces llamar a Rappel para adivina quién viene esta noche, sin Esperanza Sánchez y sin Canal Sur. Pero como Rappel todavía no estaba dando más vueltas que un maricón en una playa con el tanga de lamé, pues pasó un día y otro día, un mes y otro mes pasó, sin que las bombas aparecieran. Hasta que llegó Paco el de la Bomba. Gracias a Paco el de la Bomba en lo militar y a Manolo el del Bombo en lo civil, la dictadura de Franco pudo cosechar grandes éxitos, cual el gol de Marcelino a Rusia o el gol de Francisco Simó (que tal era el nombre de Paco el de la Bomba) a los Estados Unidos y a todos sus muertos, que en el accidente fueron siete. Paco tendió la red, aforó aquello a ojo de buen cubero y dijo dónde estaban las bombas que tiran los fanfarrones. Quienes a continuación las sacaron ya, con todo su golpe de Sexta Flota y de Gregory Peck en el Cine Macario. Esto no ocurrió hasta el 7 de abril. Vamos, que de Reyes a Semana Santa estuvieron las bombas atómicas de Palomares dando por saco. Por este roto empezò el descosido del agujero de ozono.

Pero en el ínterin hubo una quinta bomba de Palomares, más peligrosa si cabe, que no ha sido advertida hasta que le han metido el contador Geiger al habitual álbum de cromos del periódico de la grapa, ahora escindido en cismas ansonianos. Se ha sabido, pues, que la más peligrosa de las bombas cayó en Palomares en la mañana del 10 de marzo de 1966. Aquella bomba se llamaba Manuel Fraga Iribarne y no era una bomba H, sino un Meyba en forma de ministro de Información y Turismo, especializado en poner el veto a Serrat y en mandar a Massiel al Festival de Eurovisión como Armada Invencible del Franquismo. Fraga fue a bañarse en compañía del embajador de los Estados Unidos, mister Angier Biddle Duke, que era de la nueva observancia de taparrabos frente a la antigua y estricta observancia del Meyba hasta las rodillas de Fraga. Con aquel baño en pleno mes de marzo ante las cámaras de la incipiente Televisión Española de Franz Johan y del No-Do, Fraga, en el paternalismo franquista, trató de demostrarnos que aquel gazpacho nuclear de Morón se podía comer: "Anda, niño, tómate la papilla atómica, que está muy rica. Mira cómo papá Fraga se la toma... Venga, niño: ésta por el Invicto Caudillo; ésta por Su Excelencia Doña Carmen Polo de Franco..." Por haberlas tachado la censura no fueron recogidas las dos frases históricas de Fraga en Palomares. A saber: "Joé, qué fría está el agua" y "La mar es mía" (precedente de la frase que pronunciara luego en la transición sobre las escrituras de propiedad del viario de la ciudad de Vitoria.) Fueron terribles los efectos de la Bomba Fraga en Palomares. La prestigiosa firma Meyba quebró y presentó suspensión de pagos, porque su imagen de marca quedó ya siempre unida al ridículo. Efectos que llegaron hasta 1980. Se ha demostrado científicamente que el referéndum de iniciativa autonómica del 28 de febrero de 1980 se perdió en Almería porque todavía estaban por tierra, mar y aire los miasmas centralistas y dictatoriales que dejó esparcidas por toda la provincia la Bomba Fraga en Palomares.
lejarza
lejarza

Nombre de missatges : 34
Data d'inscripció : 03/03/2008
Edad : 59
Ubicació : Argelaguer Girona

http://argelaguer.nireblog.com/

Tornar a dalt Ir abajo

Tornar a dalt


 
Permisos d'aquest fòrum:
No pots respondre a temes en aquest fòrum